Latest Entries »


Para obtener mayor rendimiento en la extracción de aceite esencial es necesario utilizar tecnologías apropiadas en la producción de las plantas y en el proceso de extracción, para lograr esto es necesario tener las plantas bajo condiciones controladas de tal forma que puedan alcanzar un estrés mediante la circulación uniforme del aire, utilizando  ventanas cenitales  con el fin de favorecer la uniformidad de la temperatura dentro del invernadero, controlando la humedad relativa para que no sea muy alta y ayudar a eliminar gases tóxicos como CO2, NH3 y el etileno; Así las plantas se someten a una temperatura alta y una humedad relativa baja es decir, se estresan en la última etapa de su periodo vegetativo  aproximadamente tres semanas antes de la cosecha para obtener un rendimiento aproximado del 1%.

Además para generar utilidades y ser sostenibles se hace necesario darle un valor agregado a los desechos generados después del proceso de extracción, de este modo se  aprovechará el agua destilada para venderla a la industria cosmética y se piensa en reutilizar el bagazo para hacer cajas biodegradables, este proceso poco conocido por lo que requiere de estudios de investigación.   

JUSTIFICACIÓN


La extracción de aceites esenciales se presenta como una alternativa para generar progreso en el Oriente Antioqueño ya que permite al sector agroindustrial tener un fuerte potencial de desarrollo tanto en la producción de plantas aromáticas bajo condiciones controladas obteniendo mayores rendimientos mediante la utilización de tecnologías adecuadas además de generar mejores ingresos a los pequeños y medianos productores de plantas aromáticas.

Por lo que se necesita emprender estrategias para lograr unos mejores rendimientos en la extracción de aceites esenciales y lograr que los medianos y pequeños productores trabajen juntos, es decir, que logren asociarse para poder optimizar sus sistemas para reducir los costos de producción y por ende poder aumentar sus utilidades y elevar su rentabilidad.

Con este proyecto se pretende crear un componente innovador para potencializar las propiedades nutritivas que ofrecen las plantas aromáticas mediante la extracción de aceites esenciales y aprovechar los residuos que quedan después de la realización del proceso.


MEDIOS DE EXTRACCIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES

Los principales métodos extractivos empleados a escala industrial para las esencias más comunes, se basan en el arrastre del aceite contenido en las plantas con vapor de agua. Existen otros métodos como son: expresión, destilación con arrastre de vapor de agua, extracción con solventes volátiles, enfleurage, fluídos supercríticos y con hidrodestilación asistida por radiación de microondas, que si bien en lo referente a la calidad del producto son excelentes, sus costos de inversión y operativos son elevados y no se justifica su aplicación para la gran mayoría de los aceites esenciales.

 DESTILACIÓN CON ARRASTRE DE VAPOR DE AGUA

La extraccion por arrastre de vapor consta de elementos y equipos tales como: generador de vapor, extractor, condensador y separador.

Esta técnica es muy utilizada a nivel industrial por varias razones: los aceites esenciales están constituidos químicamente por terpenoides y fenilpropanoides compuestos que son volátiles y por lo tanto arrastrables por vapor de agua, tiene un alto rendimiento, se obtiene un aceite muy puro, se puede procesar grandes cantidades del material vegetal y no se requiere utilizar tecnología muy sofisticada.

PROCEDIMIENTO

La muestra vegetal generalmente fresca y cortada en trozos pequeños, es encerrada en una cámara inerte y sometida a una corriente de vapor de agua sobrecalentado, la esencia así arrastrada es posteriormente condensada, recolectada y separada de la fracción acuosa.

Por efecto de la temperatura del vapor (100 ºC) en un cierto tiempo, el tejido vegetal se rompe liberando el aceite esencial. Adicionalmente el aceite esencial debe de ser insoluble en agua, ya que después del condensador, en el separador debe de formarse dos fases: una de aceite esencial y otra de agua. Si el aceite esencial presenta componentes solubles en agua estos quedarán en la fase acuosa que puede comercializarse como tal: agua de rosas, agua de jazmín.

 

 

 

 

 


 


El Oriente Antioqueño se ha caracterizado por ser una región muy agrícola, con alta capacidad de producción principalmente en hortalizas y flores, estas últimas se diferencian por utilizar tecnologías apropiadas como sistemas de riego, invernaderos con condiciones controladas y realizar programaciones de siembra adecuadas, según los requerimientos del mercado permitiéndoles ser muy eficientes, obteniendo altas producciones con buenos rendimientos y utilidades, por ende alta rentabilidad, constituyéndose como empresas exitosas. Entre las hortalizas el tomate es el que lleva la delantera en cuanto a capacidad de producción, tecnología utilizada, rendimientos y utilidades generadas.

En cuanto a la producción de plantas aromáticas y medicinales la región apenas está incursionando en esta actividad agrícola, pues se ha evidenciado que las producciones  han sido a muy baja escala, en pequeñas parcelas, sin altos rendimientos y sin proyección empresarial, provocando  un atraso de la región en este tema comparado con otros departamentos del país, algunas de las causas de esto pueden ser por el desaprovechamiento de las propiedades y bondades que brindan estas plantas en cuanto a la producción de aceites esenciales, debido en gran parte al desconocimiento y la poca investigación ya que muchas personas creen que  solo importa la cantidad de biomasa que se obtenga  y no se piensa en los principios activos que pueden generarse para la industria con un buen material vegetativo, la poca e inapropiada tecnología utilizada para la extracción de aceites esenciales, la falta de gestión para obtener recursos y la débil organización gremial entre los  pequeños y medianos productores de  plantas aromáticas y medicinales en la región, provocando por consiguiente una baja  oferta de aceites esenciales en el Oriente Antioqueño.

Esto se ha debido en gran  parte por el escaso apoyo de las instituciones gubernamentales, pero también a la poca productividad del sector, viéndose reflejada en los bajos  rendimientos en la extracción de aceites esenciales de las plantas aromáticas y altos costos de los aceites esenciales  y por ende poca oferta de productos a base de aceites esenciales naturales; para cambiar esta situación es necesario obtener productos bajo condiciones controladas teniendo en cuenta los parámetros de calidad exigidos por el mercado tanto nacional como internacional.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.