MEDIOS DE EXTRACCIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES

Los principales métodos extractivos empleados a escala industrial para las esencias más comunes, se basan en el arrastre del aceite contenido en las plantas con vapor de agua. Existen otros métodos como son: expresión, destilación con arrastre de vapor de agua, extracción con solventes volátiles, enfleurage, fluídos supercríticos y con hidrodestilación asistida por radiación de microondas, que si bien en lo referente a la calidad del producto son excelentes, sus costos de inversión y operativos son elevados y no se justifica su aplicación para la gran mayoría de los aceites esenciales.

 DESTILACIÓN CON ARRASTRE DE VAPOR DE AGUA

La extraccion por arrastre de vapor consta de elementos y equipos tales como: generador de vapor, extractor, condensador y separador.

Esta técnica es muy utilizada a nivel industrial por varias razones: los aceites esenciales están constituidos químicamente por terpenoides y fenilpropanoides compuestos que son volátiles y por lo tanto arrastrables por vapor de agua, tiene un alto rendimiento, se obtiene un aceite muy puro, se puede procesar grandes cantidades del material vegetal y no se requiere utilizar tecnología muy sofisticada.

PROCEDIMIENTO

La muestra vegetal generalmente fresca y cortada en trozos pequeños, es encerrada en una cámara inerte y sometida a una corriente de vapor de agua sobrecalentado, la esencia así arrastrada es posteriormente condensada, recolectada y separada de la fracción acuosa.

Por efecto de la temperatura del vapor (100 ºC) en un cierto tiempo, el tejido vegetal se rompe liberando el aceite esencial. Adicionalmente el aceite esencial debe de ser insoluble en agua, ya que después del condensador, en el separador debe de formarse dos fases: una de aceite esencial y otra de agua. Si el aceite esencial presenta componentes solubles en agua estos quedarán en la fase acuosa que puede comercializarse como tal: agua de rosas, agua de jazmín.