Para obtener mayor rendimiento en la extracción de aceite esencial es necesario utilizar tecnologías apropiadas en la producción de las plantas y en el proceso de extracción, para lograr esto es necesario tener las plantas bajo condiciones controladas de tal forma que puedan alcanzar un estrés mediante la circulación uniforme del aire, utilizando  ventanas cenitales  con el fin de favorecer la uniformidad de la temperatura dentro del invernadero, controlando la humedad relativa para que no sea muy alta y ayudar a eliminar gases tóxicos como CO2, NH3 y el etileno; Así las plantas se someten a una temperatura alta y una humedad relativa baja es decir, se estresan en la última etapa de su periodo vegetativo  aproximadamente tres semanas antes de la cosecha para obtener un rendimiento aproximado del 1%.

Además para generar utilidades y ser sostenibles se hace necesario darle un valor agregado a los desechos generados después del proceso de extracción, de este modo se  aprovechará el agua destilada para venderla a la industria cosmética y se piensa en reutilizar el bagazo para hacer cajas biodegradables, este proceso poco conocido por lo que requiere de estudios de investigación.